outlook


Microsoft, para estar a la vanguardia en lo referente a telecomunicaciones ha hecho muchos cambios a lo largo de los años. Su objetivo ha sido claro y han trabajado para prestar un buen servicio de correo electrónico. Pero lo que no ha sido claro para nada (más bien ha traído mucha confusión en sus usuarios) son los diferentes nombres que han ido utilizando a medida que mejoran sus productos.

Hasta la fecha, al servicio de correo electrónico de Microsoft muchos lo conocen como Hotmail, y aunque es cierto que en un tiempo se llamó así, en la actualidad este servicio es cosa del pasado y ahora se llama Outlook.com. Sigue leyendo y aprenderás como ha ido evolucionando el servicio de correo electrónico de Microsoft y qué mejoras tiene Outlook.com en comparación con Hotmail.

 

Evolución de Hotmail a Outlook.com

Microsoft ha brindado su servicio de correo electrónico desde 1997, en ese entonces con el nombre de MSN Hotmail (esta versión dejó de existir) Luego trajo una gama de productos a la que llamó Windows Live. Es aquí donde Microsoft empieza a confundir al usuario. Al traer esta mejora quiso eliminar Hotmail y tener un nuevo servicio de correo electrónico al que iba a llamar Windows Live Mail. Pero dicha medida no fue bien recibida, por lo tanto siguió con Windows Live Hotmail.  Aunque por poco tiempo.

Entonces, es cuando Microsoft crea Outlook.com, que es una versión mejorada de Windows Live Hotmail y es, obviamente, un cambio de nombre. A los usuarios se le permitió seguir con el dominio que traían o cambiarlo al nuevo, es decir, podían elegir entre seguir con “@hotmail.com” o cambiar a “@outlook.com”.

En resumidas cuentas, el servicio de correo electrónico de Microsoft se llama… ¿Lo has averiguado ya? Sí, es Outlook.com. Pero, ¡ojo! Desde agosto del presente año, 2016, han ocurrido actualizaciones y ya algunos usuarios cuentan con el mejorado servicio similar al de Outlook en la Web, que pertenece a Office365.

 

Mejoras que trajo Outlook.com sobre Hotmail

Para el 2012, cuando se anunció el cambio de Hotmail a Outlook.com, se quería traer mejoras, entre ellas:

  • Que la página web fuera visualmente más refrescante, clara y limpia. La interfaz se relaciona con Windows 8.
  • La barra en la parte superior con la que se pueda crear y gestionar los mensajes que recibidos. También acceder a mensajería instantánea y a Facebook.
  • La integración de Skype al correo electrónico, el servicio de video-llamadas.
  • Complementarse con Skydrive y permitir la gestión del espacio virtual.
  • Desde el logo de Outlook se despliega las opciones de Skydrive, de la agenda y el calendario.
  • Sincronizarse con las redes sociales del momento como son Facebook, LinkedIn y Twitter. Y aunque no se integrará con Google+ sí sincroniza contactos.
  • Brindar seguridad. Para esto incluyó la opción de iniciar la sesión con un código para un solo uso al estar en un equipo desconocido. Además garantizó abstenerse de leer mensajes o archivos adjuntos para ofrecer  publicidad.

 

Cómo crear tu propia cuenta Hotmail

Ya que te hemos dado muchos detalles interesantes acerca de la historia de Hotmail, lo que logró, y la buena reputación que mantiene, quizás te preguntes cómo crear tu propia cuenta de Hotmail. Por ende, te explicaremos, con unos sencillos pasos, cómo crear una cuenta Hotmail.

  1. Entra en tu navegador web favorito al sitio web de Hotmail, ahora conocido como Outlook. Si entras a www.hotmail.com, se te redirigirá automáticamente a www.outlook.com. Por lo tanto, no importa qué dirección escribas, ya que igual terminarás en la página oficial de Outlook.
  2. Te debe aparecer una casilla donde se solicita tu nombre de usuario. Obviamente, ya que no tienes cuenta Hotmail, no tienes un nombre de usuario todavía. Por lo tanto, haz clic en la opción que dice “¿No tienes una cuenta? Crea una.”
  3. Inmediatamente, se te redirigirá a un formulario con una serie de preguntas que tendrás que responder, más que todo acerca de tu información personal. Es obligatorio llenar cada una de las casillas que aparecen en el formulario. (No te preocupes, Outlook no compartirá tu información personal con nadie.)
  4. Primero, introduce tus nombres y apellidos (tu segundo nombre y segundo apellido no son necesarios, pero queda a tu decisión).
  5. Luego, elige tu propio nombre de usuario. Simplemente elige el nombre de usuario que te guste más, y ya. Este seudónimo es el que utilizarán tus contactos para enviarte correos. Es esencial que no se te olvide el nombre de usuario, ya que es obligatorio para iniciar sesión y poder recibir correos electrónicos de conocidos.

Si el nombre de usuario que eliges está ocupado por otro usuario, se te informará de inmediato, junto con una sugerencia similar al nombre de usuario que elegiste. Queda de tu parte aceptar la sugerencia o escoger otra similar.

  1. Ahora, debes escoger el dominio de tu dirección de correo electrónico. En un pequeño menú desplegable que se encuentra justo al lado de la casilla de nombre de usuario, tendrás tres opciones de dominio: @outlook.es, @outlook.com y @hotmail.com. Aunque no influye en nada la elección que realices, en vista de que quieres una cuenta Hotmail, debes elegir el dominio @hotmail.com.
  2. Después, tendrás que crear tu propia contraseña. Este paso es muy importante, así que es mejor que te tomes tu tiempo. Siempre ten en mente que elaborar una contraseña complicada reduce las posibilidades de ser víctima de un ataque cibernético o una manipulación no deseada de tu cuenta. Intenta mezclar caracteres numéricos junto con símbolos de todo tipo y letras mayúsculas y minúsculas, de modo que la contraseña que resulte sea difícil de adivinar. Por supuesto, debes asegurarte de recordarlo tú mismo.

La contraseña debe ser de 8 caracteres o más.

  1. Repite la contraseña que introdujiste arriba.
  2. Selecciona tu país de residencia actual.
  3. Elige tu fecha de nacimiento.
  4. Selecciona qué sexo eres.
  5. Ahora, como alternativa de recuperación y comprobación de cuenta, se te solicitará tu número de teléfono. No ignores este paso; aunque parezca irrelevante, te puede sacar de graves aprietos más adelante, ya que tendrás que recurrir a tu número telefónico para comprobar tu identidad si se te olvidó la contraseña u otra persona se adueñó de tu cuenta, o cualquier otro motivo.
  6. Introduce una cuenta de correo electrónico secundaria, que servirá como respaldo extra para tu cuenta. Ésta cumplirá la misma función que el número de teléfono. Te recomendamos que no ignores esta casilla, tampoco, ya que también te puede ser de mucha utilidad, en caso de que falle el método del número de teléfono.
  7. Para finalizar, haz clic en “Crear cuenta”, una vez hayas introducido los caracteres de seguridad que aparecen en el final de la página. Los términos de seguridad y condiciones de Outlook se aceptan automáticamente al hacer clic en “Crear cuenta”. Después, debe redirigirte a tu buzón de entrada.

Esto es todo lo que tienes que hacer para tener tu propia cuenta Hotmail; como pudiste ver, no es nada difícil, y solo toma unos pocos minutos.

Cómo recuperar tu contraseña

Uno de los sucesos más desafortunados es olvidar tu contraseña o que tu cuenta sea dominada por otra persona no autorizada. Para solucionar rápidamente estos problemas, deberás introducir tu nombre de usuario, primeramente. Luego, haz clic en “He olvidado mi contraseña”. Aquí, aparecerán 3 opciones. Solo elige la opción que le corresponde a tu problema; de ahí en adelante, Outlook te guiará hacia lo que debes hacer.